martes, octubre 28, 2008

COPA DE CRIADORES


Segunda salida a la pista de Damiña, en una prueba que de momento le venía un poco grande. Así lo entendieron los aficionados, y su cotización era la segunda más alta: Cuarenta a uno. Sin embargo, corrió mucho mejor que lo previsto. Salió bien, pero pronto se quedó en el furgón de cola, galopando por la parte exterior de la pista durante toda la carrera, lo que da más mérito a su actuación, pues los carriles interiores estaban más compactados, con la hierba menos alta y por consiguiente, se transitaba por ellos a mayor velocidad. Damiña quedó séptima, no muy lejos de las colocaciones. Estimo que subió de valor con respecto a su debut en unos cinco kilos.

También opino lo mismo que su entrenador Lopera, Damiña tiene distancia y lo hará mucho mejor con doble curva el año que viene. No sé si volverá a salir a la pista en este 2008, pero sigue estando muy tierna como para pensar en hacerla ganadora a dos años. De momento estoy satisfecho con su comportamiento, y sigo soñando, que en definitiva es de lo que se trata.

Vídeo de la prueba

http://www.dailymotion.com/video/x77d6f_20081026-n-413-lz-copa-criadores-pc_sport

lunes, octubre 06, 2008

EL DÍA DEL DEBUT



Damiña debutó mostrando buenas maneras. Entró en su cajón sin dar problemas, y salió muy bien. Ella quería correr, y acertadamente su jinete Grosjean, la colocó detrás de la grupa de una de las participantes. A pesar de eso, viajó en vanguardia, y afrontó la recta final en inmejorable posición, sexta y con la pista libre. Pero claro, ella todavía no tiene afinado su motor, y las que la precedían empezaron a luchar a punta de látigo. Su jinete se limitó a empujarla, sin recurrir a castigo de ninguna clase, y así llegó a la meta, no demasiado lejos de la ganadora. Una buena lección. En próximas carreras, no se la tratará con tanta delicadeza, y sin duda su mejora será importante.


video



Me quedé satisfecho, pues cuando terminaron las carreras, la visité en su cuadra, y Damiña estaba como si tal cosa. No parecía cansada, más bien con ganas de salir de su box.
Para mi fue un día de intensa emoción. Seguro que yo acabé mucho más exhausto que Damiñá, pues tuve que volver a Pontevedra al día siguiente, y comprobar que los problemas del trabajo no se habían resuelto solos. Habrá que seguir luchando contra la crisis. Menos mal que el Turf me sirve de válvula de escape.