lunes, noviembre 23, 2009

VISITA OTOÑAL

Después de la subida de tensión con la victoria de Estrela Feiticeira el día 15 de este mes, tocaba ir a ver como estaban las cosas en la yeguada.

NASRIYDA sin novedad, preñada de Fragrant Wells, con fecha del parto prevista a primeros de Marzo del año que viene.

En cuanto a los dos foals, GASPARIÑO y GERÓNIMA, el primero se encontraba perfectamente en Vilamarín, destacando por su poderío físico entre el lote de los machos. Más pequeña de tamaño, pero con temperamento de líder, GERÓNIMA había echado un grueso pelaje para abrigarse de cara al invierno.

Todo pinta muy bien con esto dos foals. Lástima que la crisis restrinja no poco la ilusión de todos los criadores. Esperemos que el año que viene sea el de la remontada, en todos los sentidos.


GASPARIÑO EN VILAMARÍN


GERÓNIMA EN XINZO

domingo, noviembre 15, 2009

MI PRIMERA VICTORIA COMO CRIADOR – ESTRELA FEITICEIRA

FOTOS CARLOS ZUMA







FOTOS DE DANIEL MOLINA:

ESTRELA FEITICEIRA - 15 de Noviembre 2009. CON SU PROPETARIO Y ENTRENADOR




Hoy Estrela Feiticeira me ha dado mi primera victoria como criador. Enhorabuena y muchas gracias, por su puesto, a su propietario Carlos Sánchez Alcázar, y a su entrenador Jorge Rodríguez.

Los dos meses y medio anteriores habían sido muy duros para mí. Tras mi última inserción en este Blog, del día 1 de septiembre, con buenas noticias, y grandes esperanzas, el signo cambió por completo. A principios de Septiembre, moría mi padre a los noventa y tres años. Al que le debo ser aficionado al Turf. En este mismo blog, hace dos años, hable de él con motivo de mi primera venta en subasta:

http://pontevedraturf.blogspot.com/2007/09/el-vendedor-de-yearlings.html

Pensaba que Estrela Feiticeira iba a homenajear a mi padre a los pocos días de su fallecimiento, en la primera carrera de la temporada de otoño en la Zarzuela. Todos los parámetros parecían favorables para ello, y allí estábamos en la tribuna sus cinco hijos esperando el acontecimiento. Pero lo que ocurrió fue que Estrela fracasó estrepitosamente, y volvió a fracasar por segunda vez a las cuatro semanas. No era normal lo que le sucedía, pues se ahogaba en la recta sin explicación. Se le hicieron pruebas de garganta, con resultado negativo. Hace muy poco, también se le revisó el aparato cardiovascular, y ahí parece que reside el problema. Un caso raro que todavía se está valorando, pero que le hace llegar menos sangre al corazón de lo que debería. Su propio entrenador ha hablado hoy de esa limitación antes de que se disputase la carrera; y si él tenía dudas sobre Estrela, más las tenía yo, evidentemente.

Pero esta es precisamente la grandeza del Turf. En los últimos metros de la carrera de hoy, Estrela Feiticeira ha volado sobre la pista de una manera que parece reservada únicamente a nuestros sueños. A quinientos metros, pensé que llegaría última agotada, a trescientos, que quizás fuese capaz de no quedar lejos de los primeros, a doscientos un cuarto puesto, a cien, un segundo por la mínima, a cincuenta empecé a ver luz, y cuando pasó la meta, no daba crédito a lo que había sucedido. Estrela había tirado de clase y velocidad para superar sus limitaciones físicas.

Sí, ya se que solo era una carrerita para no ganadores, pero la suma de imponderables precedentes, el hecho de que se trata de mi primera victoria como criador, y el brillante remate exhibido por Estrela en los metros finales, la han convertido para mí en un momento imborrable. Cuatro años metido en el mundo de la cría, y toda una vida como aficionado, para al fin ver ganar a la potrilla. Los criadores modestos que solo podemos tener una yegua madre, soñamos con días como el de hoy durante años. Son instantes de plenitud que compensan muchos sinsabores, y nos permiten seguir mirando hacia el futuro con ilusión en momentos difíciles.

martes, septiembre 01, 2009

ALUVIÓN DE BUENAS NOTICIAS

GERONIMA EN AGOSTO YA SIN PELO DE INVIERNO.

Para un criador tan modesto como yo, y tras la mala evolución de mi primer producto, Damiña, desde finales del año pasado por problemas de salud, ahora el signo ha cambiado por completo y las buenas noticias se acumulan.

Por fin ESTRELA FEITICEIRA parte en óptimas condiciones en su tercera salida a la pista, que se disputará en segundo lugar del programa del domingo día 6 de Septiembre. Las sobrecañas condicionaron su rendimiento en las dos anteriores, y aún así, lo hizo muy bien ante rivales que luego han demostrado ser muy buenos (Bellaside, Ercolini, Arousa, Espido, Xubia).

Acabo de hablar con Jorge Rodríguez y textualmente me ha dicho que ESTRELA FEITICEIRA ha mejorado un 50% respecto a su última carrera, que está haciendo unos entrenamientos fantásticos y tiene una primerísima probabilidad. Con los pies en la tierra creo que si la potra está como dice, podría obtener su primera victoria, justo al año de haberla vendido por 4.000 Euritos. Y tres años y medio después de que me metiera en éste maravilloso berenjenal que es la cría de purasangres. Toda una vida de afición, puede el domingo que viene tener su punto más álgido si Estrela es capaz de pasar la primera por la meta. Tras el disgusto de la muerte de su madre, ahora creo que me toca saborear la miel del éxito.

Y por otro lado, NIZAMABAD, el ex Aga Khan hijo de mi nueva yegua Nasriyda, venció ayer en el Saint Leger de Suiza, sobre 3.000 metros. Que un hijo de Gold Away tenga tanto pulmón, solo puede significar que Nasriyda trasmite fondo a paladas. Está claro que siempre habrá que cubrirla con sementales velocistas o milleros, y ese es precisamente el plan. A lo mejor GERÓNIMA también tiene fondo pese a que su padre no pasaba en competición de los 1.200 metros.

Magnífico historial el de NIZAMABAD, que siempre ha terminado entre los cuatro primeros en todas las carreras que ha disputado. Y ahora, ganador de un Saint Leger, increíble y fantástico a la vez.

sábado, julio 25, 2009

LAS COSAS MARCHAN

GERÓNIMA A PRINCIPIOS DE JULIO



ESTRELA FEITICEIRA tres días antes de salir por segunda vez a la pista.

Parece mentira, pero la cabaña crece y hay que estar pendientes de varios frentes. Superada la muerte de Etoile Enchantee y el bajo rendimiento de su primer producto Damiña, por causa de un problema de salud, el resto de la banda sí me produce grandes satisfacciones. Estrela Feiticeira volvió a la pista tras su excelente pero duro debut, tras sufrir sobrecañas. Su tercer puesto en la arena de Madrid, fue fantástico dadas las circunstancias. Le batió Espido, su ex compañero de prado, y por tanto también criado en el Haras Pelaez-Malver, y que apunta a ser un gran caballo. La otra orensana Xuvía, cazó a la mía en la misma meta, lo que fue un tanto injusto. Por el vídeo de la carrera (que he visto no menos de cuatro veces) y según el registro realizado. 1:17:72, significa que Estrela pasó por los 1.100 marcando más o menos 1:11:20. El caso es que de 1.200 metros se han disputado muy pocas carreras sobre la pista de fibra. En 1.100 sí hay muchos registros. El mejor de todos es el de rapidísimo Alternative, en la carrera número 200 del año pasado. Con 59 kilos el alazán dejó a cuatro cuerpos a Lisseland Gardens que portaba 61,5. Entonces hicieron 1:10:75, unas pocas centésimas mejor que Estrela antes de que se agotara; siendo ellos excelentes velocistas, en plena estado de forma y madurez, mientras que la mía siendo una dos años, realizaba su segunda aparición tras padecer sobrecañas y estar corta de trabajos. Lo siento, pero me empiezo a creer que Estrela es una campeona, sobre todo por la velocidad natural que desplegó de forma voluntaria desde el comienzo, y durante casi toda la carrera, sin ser una velocista. Quedan por debutar muchos potros y potras, pero la veo en la Copa de Criadores para hembras haciendo un excelente papel. Y tal vez también en el Criterium de Potrancas contra las importadas.

En cuanto a Gerónima y Gaspariño, en mi última visita les encontré fantásticos, sobre todo al macho, que ya casi parece un yearling. Coloco aquí un vídeo de la primera y un par de fotos del segundo. Estos próximos meses prometen ser muy interesantes. GASPARIÑO LEVITANDO

video
VIDEO DE GERÓNIMA

viernes, mayo 22, 2009

HARAS PELAEZ-MALVAR – PRIMAVERA 2009


Druida, Doende, Buxo, Benvido, Cuba, …. Pocos con menos hicieron tanto.

Afortunadamente cada vez nacen más purasangres en España. De todos modos, doscientos o trescientos nacimientos es una cifra ridícula si se compara con cualquier otro país Europeo, Americano o Austral.

Actualmente, la plantilla de yeguas del Haras Pelaez-Malvar, es de ocho madres. Y eso que en el último año ha habido dos nuevas incorporaciones. Así, que el segundo puesto de Druida y el cuarto de Doende en el Gran Premio Nacional del 2009, es algo así como un pequeño milagro. Con seis nacimientos en el 2006, han logrado estar en el cuarteto de la prueba magna para los caballos nacionales, cuando en el país en ese mismo año hubo más de doscientos foals. Algo indica que en esta yeguada se están haciendo las cosas muy bien.

Y lo bueno del caso, es que lo mejor está por venir.

Este mismo año 2009, saldrán a la venta dos propios hermanos de Druida y Doende. El primero de ellos es un auténtico espectáculo de caballo. No es alazán como su hermano, pero parece un calco de su padre Wagon Master. Siempre se dice que un semental necesita al menos de un par de cientos de yeguas madre para alumbrar un ejemplar de su misma categoría. Y parece que con Fento (así se llama este yearling nacido en el 2008) podríamos estar ante ese caso. Realmente este potro parece la encarnación perfecta de su progenitor. Seguro que de yearling, Wagon Master se parecía mucho a este hijo suyo.



En esta foto se puede ver a su criador Gonzalo Pelaez (una persona de alta estatura) junto a Fento en Marzo de este año 2009. Ya tiene casi pinta de un Yearling a la venta, y todavía le quedan seis meses de desarrollo hasta su venta. Bien presentado, en septiembre este potro va a ser un espectáculo. Y según lo que haga su hermano Druida, su cotización puede dispararse. Un ejemplar para aspirar a todo.


Hembra por Fol Parade y Femme Epanoui, medio hermana de Buxo, nacida en Febrero del 2008. En la foto cuenta con cuatro meses de edad. Proyecto de Oaks 2011.


Hembra por Baptize y Maya Cove nacida en el 2009, madre propia hermana de Tenby, ganador de Grupo 1, y en su día claro favorito para el Derby de Epson. Un cruce sensacional y un físico sin fisuras: Claro proyecto para el Oaks 2012.


Gerónima, por Moss Vale y Nasriyda. Su madre ha puesto en pista a dos ganadores portando los colores del Aga Khan, su criador. El segundo de ellos, Nizamabad, de momento este año 2009 ya es segundo de Listed y figura matriculado en el Jockey Club, Derby francés. Su valor mínimo es de 45, muy cerca de la cabeza de su generación. Gerónima es un claro proyecto de Poulé de hembras 2012.


Foal macho nacido en Febrero del 2009, por Gold Away y Mistery Nigth. Madre medio hermana de ganadora de Grupo 1, con producción ganadora de buen nivel. Proyecto de caballo para la Poulé de machos del 2012.


Extraordinario foal hembra de Febrero 2009, por Turtle Bowl (el mejor hijo de Dyhim Diamond) y Quiet Splendor, por Unmbridled (Derby de Kentucky-Breeders Cup). Madre que ya ha producido un competidor colocado de Listed en Francia. Clase del Aga Khan de máximo nivel. Un producto para aspirar a lo más granado de nuestro calendario.


Otro foal hembra nacido en Febrero del 2009. Quizás la obra maestra de su padre Wagon Master en versión femenina. Imbreeding sobre Blushing Groom en la tercera generación, con el que muestra parecido. La madre Femme Epanouie es la progenitora de Buxo (segundo del Nacional 2007). Los movimientos de esta potrilla en el prado son espectaculares. Imposible que no sea buena en las pistas. Alazán tostado antes muerto que cansado, como reza el refrán. Quizás la estrella de Pelaez-Malvar nacida en el año actual.

Estos son algunos de los productos más relevantes de esta joven pero importante yeguada de Galicia.

Producción 2008 (Yearlings)
Macho castaño por Wagon Master y Torreglia
Macho castaño por Wagon Master y Chloe
Macho castaño por Baptize y Maya Cove
Macho castaño por Multazem y Paris Joelle
Hembra alazana por Fol Parade Y Femme Epanouie
Hembra castaña por Federal Trial y Annarosa

Producción 2009 (Foals)
Macho castaño por Baptize y Torreglia
Macho castaño por Gold Away y Mistery Night
Macho castaño por Baptize y Paris Joelle
Hembra alazana por Wagon Master y Femme Epanouie
Hembra castaña por Turtle Bowl y Quiet Splendor
Hembra castaña por Baptize y Maya Cove

El presente es magnífico. El futuro será glorioso.

Plantel actual de yeguas madres propiedad del Haras Pelaez Malvar:


FEMME EPANOUIE


CHLOE


PARIS JOELLE


ORDINATE


MAYA COVE


MISTERY NIGHT


QUIET SPLENDOR


NASRIYDA (Asociada al 50% con Juan Miguel Gras)

También se encuentran estabuladas otras yeguas de distintos criadores, en régimen de pensión, algunas muy conocidas pues desarrollaron su vida de carreras en nuestras pistas:

LA CHATA
SEKHNET
BIENVENIDA
HAVENS PLACE
WAD RASS
ELDAMAR
NEW VERT
DECATUR
LA ARGENTINA

miércoles, mayo 13, 2009

BUENAS NOTICIAS – NIZAMABAD SEGUNDO DE LISTED


El resultado de la Poulé Francesa, habla indirectamente muy bien de Nizamabad.

La última actuación del hijo de Nasriyda, ha sido en el PRIX GEORGES TRABAUD (Listed) , le 07.05.2009, MARSEILLE BORELY Broken in Light, que le batió en esta carrera ajustadamente, y en parte debido a que la prueba se disputó a un ritmo lento, malo para los intereses de Nizamabad, había quedado antes quinto en el Fontaineblau, a menos de cuatro cuerpos de Silver Frost, y más cerca todavía de Westphalia y Oiseau de Feu. Estos tres, han sido, primero, tercero y cuarto de la Poulé Francesa disputada el día 10 del mes de Mayo.

Parece que como mínimo, Nizamabad debe valer algo así como 45, de momento. Muy cerca de la crema y nata de la cabeza de su generación clásica Francesa.

Estoy deseando ver a Nizamabad en más distancia y corriéndose deprisa, pues mi impresión es que podría en esas condiciones ser mejor caballo de lo que aparenta. Está matriculado para el Derby Francés, y si el Aga Khan decide correrlo al final, significará que lo tiene en alta estima

Inmejorables noticias para este modesto criador.

sábado, marzo 28, 2009

El Destino y un Cuento

EL HUÉRFANO.

El teléfono sonó estridente sobre la mesilla de noche. Eran las tres y media de la madrugada y la tempestad llevaba horas azotando la tierra. Antes de coger el aparato, ya sabía de qué se trataba, pero oír a Zalo contarme que mi yegua acababa de fallecer, resultó mucho más duro de lo que imaginaba. Un cólico. De estar perfecta, al igual que su foal de un mes de vida, a ya no vivir en unas pocas horas. No recuerdo lo que le contesté, en todo caso pocas palabras, todas inservibles. Colgué el teléfono con una mano que entonces me pareció de trapo, por lo flácida y vencida. Estaba dentro de la cama, a medias dormido, pues los hechos estaban sucediendo a más de cien kilómetros de distancia, y aunque hubiese estado presente, nada habría cambiado. Etolie Enchantee siempre estuvo en buenas manos, eso lo tuve claro desde el principio; bien cuidada, sana, alegre y fuerte como un roble. Tenía solo ocho años, y había alumbrado tres foals, dos hembras y por fin el ansiado macho Gaspariño, que ahora se quedaba solo en el mundo con cuatro semanas de vida.

Los cólicos la mayor parte de las veces no avisan. Y aunque a posteriori se investiguen sus causas, no siempre se llega a conclusiones definitivas. Paradójicamente no tardé mucho en volver a dormirme, pero cuando me desperté, quise creer todo había sido una pesadilla. Sin embargo la pérdida era real, y parecía significar el fin de algo con lo que había soñado toda la vida. “Esto no puede pasarme a mí”. La frase clásica ante este tipo de tragedias se instaló durante unas cuantas horas en mi cabeza, taladrándome el cerebro. Todo iba de maravilla hasta aquel día del Diablo. La primera hija de Etoile Enchantee, Damiña, ya había debutado en los hipódromos y parecía que su primera victoria no estaba lejos. Su otra hermana, Estrela Feiticeira, tenía toda la pinta de ser mejor competidora aún, y no faltaban muchos meses para que saltara por primera vez a la pista. Y el nacimiento de Gaspariño el día dos de Enero, me había ilusionado de forma extraordinaria. Tenía muchos planes con mi yegua, a la que cada año que pasaba me sentía más ligado. Asumía perfectamente las considerables pérdidas de haber vendido baratos sus primeros productos, pero pensaba resarcirme en poco tiempo. Y aunque no fuese de ese modo, y cada año tuviese que palmar dinero, lo emocionante de la aventura, y la trascendencia de la misma, compensaba de sobra el fuerte gasto. Mientras el bolsillo resistiese, no estaba dispuesto a arrojar la toalla.

Además estaba mi padre, al que siempre he estado muy unido, del que heredé la afición a las carreras de caballos, y con el que tengo una deuda imposible de saldar. A sus noventa y cuatro años de edad, al fin veía como uno de sus hijos se atrevía a criar purasangres, aunque fuese a escala mínima y por delegación. Ya me gustaría tener una yeguada propia, y varias madres bonitas, con buenos orígenes pastando en mis propiedades, pero mis recursos y conocimientos lo que me permitían como mucho era haber comprado a Etoile Enchantee, y pagar los gastos de manutención, y resto de partidas anuales, incluyendo la crianza de sus hijos hasta convertirse en yearlings. Ser criador de este modo, en muchos sentidos era un homenaje a mi familia paterna, a mis tíos, y a mi abuelo, todos ellos grandes y enloquecidos aficionados, que se hubiesen sentido orgullosos de mi peligrosa apuesta y probablemente la habrían compartido, puesto que ninguno de ellos está ya en este mundo.

Tardé tres semanas en ir a la yeguada de mis amigos a ver de nuevo a Gaspariño. Me contaban que se había adaptado bastante bien a su nueva situación, y bebía sin problemas de un cubo las seis o siete tomas diarias de leche adaptada, hasta totalizar los diez litros o más por jornada. Cuando le vi dentro del box, asomando el morro por encima de la puerta, tuve sentimientos contrapuestos, de felicidad por verle a salvo, y de tristeza por encontrarle solo. Estaba muy guapo, y se había vuelto mucho más sociable. De esconderse detrás de su madre, como hacen la mayor parte de los foals, había pasado a buscar comida de mano de las personas. Estaba claro que deseaba seguir vivo a toda costa. Para mí fue un placer sujetar el cubo mientras Gaspariño sorbía la leche a gran velocidad. En menos de un minuto, los dos litros del blanco líquido habían desaparecido. Le acaricié el cuello y puse mi nariz junto a sus ollares a modo de saludo de reconocimiento. Parecía estar por completo a salvo. Lo ideal sería encontrarle una yegua nodriza, pero no era fácil y había poco tiempo. Con un mes más de edad sería imposible. En la yeguada donde se encontraba y otras cercanas había muchas yeguas, y los abortos son por desgracia algo relativamente frecuente. No deseaba que se produjeran, pero si ello sucedía, estaba dispuesto a sacar partido arrendando la madre al propietario que perdiese el potro.

Lo que ocurrió fue precisamente lo contrario. Otra de las madres de avanzada edad falleció de forma parecida a la mía. Y su potro era incluso más joven todavía, pues en el momento de la muerte de su madre, contaba con menos de tres semanas de edad. Estadísticamente es mucho más probable que mueran foals que yeguas madre, así que lo de la nodriza quedaba definitivamente descartado, y ahora los dos huérfanos se deberían de criar juntos.

La muerte de Etoile Enchantee me había dejado cavilando sobre el futuro. Cuando la compré, me dije a mí mismo que solo podía gastar ese cartucho. Mi economía es ajustada, y me gusta cumplir con todos mis compromisos, así que pensar en adquirir una nueva yegua de cría, suponía asumir un riesgo excesivo. Sin embargo me resultaba muy duro renunciar a vivir dentro de mi sueño, cuando ya lo había probado con sumo deleite. Por las noches todo lo veía oscuro, y pensaba que con Gaspariño y sus hermanas tenía más que de sobra para seguir en la brecha, pero hablando de caballos con mis amigos, y viendo a sus yeguas y a sus potros, sentía una envidia singular, y la sensación de que había perdido algo muy importante, como si respirase a medias o lo mirase todo con un solo ojo, desde que se fuera Etoile. No era un niño al que se le ha quitado un juguete, sino algo mucho más profundo. Estaba preparado para que Etoile Enchantee tuviese un aborto más pronto que tarde, ya se había quedado vacía un año en el que durante meses pensé que estaba preñada, y no me dolió demasiado. Pero sin ella se rompía por completo la cadena; se acaban los maravillosos ciclos anuales, eligiéndola novios, esperando los nacimientos, vigilando el desarrollo de sus hijos, acudiendo a las subastas como un vendedor de yearlings. Escribiendo sobre caballos en los foros.

Aquel domingo, al fin soleado tras semanas de lluvia y mal tiempo, conduje deprisa en dirección a la yeguada de mis amigos. Zalo me había comentado por teléfono que Gaspariño y el otro foal habían congeniado a la perfección, y compartían el box sin disputa de ninguna clase. Y de ese modo les encontré a ambos, con sus morros casi juntos, relinchando de esa forma encantadora con la que acostumbran a pedir ser liberados de su encierro, o para que raudamente se les lleve la comida con objeto de saciar su infinito apetito. El otro potrillo todavía no tenía nombre, y era tan guapo como el mío, de menos edad, pero perfecto de tamaño y musculatura, teniendo en cuenta que acababa de cumplir un mes de vida. Sobre la dorada paja nueva, los potros estaban erguidos y vitales, con su pelo de invierno limpio y claro, y los ojos abiertos; luminosos y expresivos como la luna llena.

Tras su primer almuerzo de leche, Alfonso cogió a Gaspariño del ronzal y le condujo en dirección a la pradera. No hacía falta hacer lo mismo con su compañero, pues éste les seguía al lado sin aspavientos, igual que un corderito. La hierba todavía estaba algo húmeda en las zonas de sombra, pese a que ya eran casi las doce de la mañana y lucía el sol. Gaspariño iba tirando un poco, pues no en vano llevaba un par de días sin salir del box, y era un purasangre, pero lo hacía sin asomo de malicia o miedo. Cuando al fin llegaron al inicio de uno de los grandes prados, Gaspariño se relajó durante un instante, Alfonso soltó su mano del ronzal y el potro se giró sin prisa en dirección a donde se encontraba el sol brillando. Dio un par de zancadas ligeras, hundió la frente y empezó a acelerar de forma rabiosa hacia el luminoso horizonte, como si le fuese la vida en ello. En escasos segundos cubrió centenas de metros, mientras que su jovencísimo amigo intentaba seguirle a considerable distancia. Ambos se convirtieron a lo lejos en puntos oscuros sobre el corto pasto invernal. Parecían estar escapando de su trágico pasado, y cuando al fin se detuvieron, daban la sensación de haberlo conseguido. Al poco volvieron trotando, girando juguetonamente sus cabezas, satisfechos por verse libres y veloces, fuertes y orgullosos por ser caballos de carreras. Les hice muchas fotos y muchos vídeos ese día, y a la hora y pico de asistir a ese maravilloso espectáculo, me sentí feliz, como nunca en mi vida, por verlos así de espléndidos pese a no tener madres. Y un instante después, empecé a añorar a Etoile Enchantee como hasta entonces no lo había hecho, se me formó un nudo en la garganta y sentí que aquellos potros se habían convertido en aquel preciso momento en purasangres con todas las letras, ojala futuros campeones; pero sobre aquella pradera todavía alguien seguía sintiéndose huérfano, y paradójicamente no se trataba de ninguno de los dos foals, sino de mí mismo, por no tener ya a mi yegua.


GASPARIÑO - UN FOAL VALIENTE

video
MINI VIDEO: LOS HUÉRFANOS FELICES
...

LA HISTORIA CONTINÚA

Termine este relato a los pocos días de la muerte de Etoile, y casi de inmediato tomé la decisión de adquirir una nueva madre. En ese aspecto no había muchas dudas, pues la oportunidad era magnífica. Pero esta vez lo haría a medias mis amigos del Haras Pelaez-Malvar. La última remesa de Yeguas cubiertas importadas por la Diputación de Ourense, procedentes de las Ventas de Deauville en Diciembre, había resultado una ganga. Y entre ellas había un nombre que destacaba poderosamente: Nasriyda. Esta hija de Darshaan, de inmejorable línea femenina, tenía un par de hijos corriendo en Francia. Cuando se compró en Diciembre Nasriyda, el segundo de ellos, Nizamabad todavía no había debutado, pero al poco lo hizo, demostrando ser un ejemplar de futuro. Cuando tomé al fin la decisión de comprar a la madre, Nizamabad acababa de ganar con facilidad en su segunda salida a la pista. Corría con los colores del Aga Khan, a quién perteneció Narsiyda hasta hace unos pocos años. Que Nizamabad estuviese matriculado en las mejores carreras del calendario clásico Francés, era toda una garantía. Hace pocas semanas disputó su primer Listed quedando cuarto, pese a estar muy tierno todavía, dando un valor próximo al 44 Francés. El día 5 de Abril, es uno de los tres Aga Khan que figuran matriculados en un importante Grupo 3. Así que el destino ha hecho que en la actualidad tenga a Gaspariño huérfano, y la mitad de Nasriyda, junto con su foal hembra recién nacido por Moss Vale, a la que le hemos puesto el nombre de “Gerónima”. Empecé el año con ilusión, y pese a la tragedia vivida, y aún con el bolsillo menguado, mantengo viva la llama de la cría. Ya no soy el único dueño de la madre, pero en este apasionante mundo, cuando se comparten las emociones y los riesgos con los que ya consideras amigos, se acaba disfrutando el doble de lo que disfrutarías si lo poseyeses todo, tú solo.


NASRIYDA Y GERÓNIMA


GERÓNIMA - EL SUEÑO CONTINÚA

lunes, enero 05, 2009

NACE GASPARIÑO

Con algo de adelanto, pues nació el día dos de Enero, vino al mundo mi anhelado Gaspariño (Fragrant Wells y Etoile Enchantee). De momento, los potros están naciendo con el sexo deseado, incluso con las exactas pinceladas de blanco en sus caras, tal y como los imaginaba en mis sueños. Las fotos están hechas al segundo día de nacer. Con menos de 48 horas de vida, Gaspariño salió al prado y casi choca conmigo. Los foals de pocos días, apenas pueden ver y se guían más por el olfato, el oído y el tacto, que por la vista. Sobre todo siguen a sus madres allí donde ellas van, aunque les suponga un enorme esfuerzo con sus todavía atrofiados músculos y sus articulaciones blandas como la nata. La madre estaba espléndida tras el nacimiento, con el pelo casi de verano, brillante, rebosando salud. Tras un año vacía, Etoile Enchantee ha dado a luz a un potro perfecto que se mueve de maravilla. Un criador no puede pedir más, tras la ansiedad de los días de espera.
video
video